domingo, 16 de septiembre de 2012

Buen fin, mal fin, pero en fin, buen fin.



Hay veces que uno lo que necesita es escapar de la rutina, y ver cosas nuevas,  convivir con viejos amigos que hacía tiempo que no veías, y dejar lo que tienes en el momento de lado. 

Lo chistoso comienza cuando te ves atrapado en una serie de eventos desafortunados que convierten tu salida en un montón de problemas más XD! Pero si lo tomas con humor aunque sea muy dentro de ti, todo estará bien, aunque por fuera parezca que quieres matar a todos y acabar con el caos de una vez por todas.




Cuándo se vean atrapados en situaciones de esas, no les diré que sonrían, porque ni siquiera yo podía, hahaha, estaba demasiado molesta por todo, todos y agregados a la ecuación que hacían todo aun más molesto y realmente no sabía por qué. (creo que por el simple hecho de que no podía con  lo conocido, no quería tener que lidiar con lo desconocido en un momento tan estresante.)

Todo mejoró en el momento que escuché una canción que me gustaba y empezé a cantarla en voz alta, así sacando las malas vibras de mi ser, y creo que de ahí en adelante la vibra de todos mejoró.

Después de todo dentro del caos encontré bastante felicidad, que hizo que aunque cansada, regresara renovada y pensando que hay más de lo que queremos ver en todo, simplemente una escapadita de la realidad que te regresa bañado de alegrías y recuerdos. 

Lo que me deja decirles, es que a veces es necesario arriesgarte a hacer cosas que aunque no muy bien organizadas, llenas de caos y malacopez, pueden ser momentos muy divertidos que te saquen de contexto y sin duda alguna, te dejen con un montón de historias nuevas que contar.