viernes, 10 de enero de 2014

El feliz número impar.

Hace días hice una de las cosas que nunca me había atrevido a hacer: ir sola al cine.

Siempre creí que era una de esas actividades en las que ir sólo dice muchas cosas (general mente malas o de dar lástima), pero sobre todo una: FAIL hahaha y probablemente mucha gente piense eso, pero chéquen la idea dos veces y no está nada mal, es peor tener que vivir atado a ser parte un número más grande para poder hacer lo que quieres. En lo personal, el hecho de tener que estar correteando gente y  convenciéndola, no es lo mio.

Después de haberme atrevido a hacerlo creo que mi perspectiva ha cambiado pues creo que mucha gente se limita a no hacer ciertas cosas solamente por no estar acompañado y he llegado a la conclusión de que eso no está bien. Creo que el hecho de poder pasar un tiempo de calidad contigo mismo no tiene precio y llegar a ver la belleza en actividades de este tipo te hace relajarte y quererte más.
El pensamiento del número impar me estuvo atormentando desde el inicio de mis vacaciones, pues era la única que no tenía un "partner in crime" "un roto" hahaha o como lo quieran llamar, hermana/novio, papá/nueva esposa, mamá/novio, hermano/ensimismado y yo que quería unas vacaciones familiares dónde quedé a primera vista? sola.

Mi fin de año me dejó ver muchas cosas, y  me hizo muy triste de otras, pero creo que sobre todo me dejó un aprendizaje muy valioso. "Llegamos solos y nos vamos solos" y muchos tienen la dicha de encontrar un par que les hace la vida más llevadera, otros se tardan más y otros probablemente nunca lo encuentren; pero si uno no sabe viajar sólo y disfrutarlo, sólo será una carga cuando encuentre a alguien más en el camino.

Así que ya no me siento mal por ser el número impar, en cambio, creo que no tener cadenas de ningún tipo, ser libre, poder bailar de un lado a otro si me place, convivir con todos mis amigos en una fiesta; me da unos lentes únicos para ver la vida y eso es un regalo muy grande.

Y para todos los números impares por ahí: ni se awiten, que la vida es hermosa así tal y como es. Sé que lo peor que le puedes decir a alguien que se siente sólo y poco amado es: "ya llegará" es una patada "en dónde más les duela" hahaha pero lo peor es que es verdad y si no, pues sin pedos, hay que seguir bailando y no dejar que la luz se nos vaya.

Y bueno, creo que The secret life of Walter Mitty fue la película perfecta para acompañar esta experiencia.





No olviden visitar la página de Facebook:


Ni el deviant (lo pueden ver más grande):


Y el Tumblr:


¿Y por qué no?, mi Behance: