jueves, 30 de enero de 2014

Pos me voy ch*ng*nd* unas mandarinas.

Siempre me ha gustado la frase "Entre que son peras o son manzanas..." pero el día que escuché la frase con un agregado: "Pos me voy ch*ng*nd* unas mandarinas" (obvio el "pos" viene de las tendencias que se usan últimamente hahaha xD), me enamoré hahahaha.

Se le pueden dar taaantos giros, significados e implicaciones a la frase ahahaha, pero yo me quedo nomás con uno: no hay que quedarnos toda la vida esperando entre una u otra cosa, hay que actuar, hay que tomar las riendas e ir por dónde nosotros queremos ir.

Muchas frases o dichos siempre nos dan a elegir entre algo y algo:

"Por angas o por mangas"
"Si no es uno es otro"
"Entre que son peras o son manzanas"
"Un roto para un descosido"

¿Por qué no romper esas normas y agregar cosas como la mandarina?hahaha (casualmente me encanta que sea eso porque es mi fruta favorita <3! xD) 

Creo que muchas veces nos cerramos a posibilidades o incluso nos atamos a las cosas "que nos han enseñado" desde siempre y muchas veces lo único que necesitamos es un giro de cabeza, un cambio de palabras o frases, reestructurar las cosas que ya están ahí para lograr entender que la vida es hermosa simplemente en el momento que pasa. 

Tal vez me ando desviando un poco del tema, pero creo que es importante mencionarlo, pues realmente nos la pasamos esperando que "algo maravilloso" llegue a nuestras vidas y las cambie, que le de un giro de 360°; ya sea una aventura, el amor pasional desenfrenado, ganarse la lotería, encontrar la cura de una de esas enfermedades locas, ETC. Pero pocas veces nos ponemos a pensar que realmente la felicidad se vive cada día y poco a poco, en pequeñas y geniales dosis: una sonrisa, un cumplido, estar con personas que quieres, aprender algo nuevo, ver una nueva cara, hacer algo bien, ayudar a alguien en problemas, escuchar, los detalles, una buena canción, poder moverte, gozar de tus 5 sentidos y ser autosuficiente. No sé si hablo por todos, pero definitivamente por mi pues de vez en cuando me olvido de esos detalles hermosos y quiero que me llegue un rush/atascón de cosas chingonas al mismo tiempo y si no lo hacen me llega un rush pero de depresión injustificada "por lo miserable que puede llegar a ser mi vida sin emociones" hahaha y realmente es una tontera si me pongo a pensarlo de esa manera.

Así que hay que empezar a chingarnos un buen de mandarinas, para entender que la vida muchas veces se trata de encontrar eso que no buscamos y entender que realmente nos puede hacer felices. Y bueno, ¿por qué no? sonreír sin razón aparente, bailar, contar chistes, empezar con una risa exagerada y fingida hasta que se vuelva una carcajada de verdad. Si, la vida es bella, simplemente no hay que olvidar vivirla.

Un abrazo a todos.